Por qué hay que meter mano a los servicios privados de movilidad compartida

Tierr@_de_N@die: Una correcta regulación es siempre necesaria para crear el marco óptimo en el que los servicios de movilidad se puedan desarrollar de forma óptima. La regulación no debe ser excesiva pero sí lo suficientemente completa para anticiparse a los problemas que acompañan a estas nuevas propuestas.

Lo explicaba fantásticamente hace unos días Analía Plaza en este reportaje de El Confidencial: las motos y demás vehículos compartidos invaden nuestras calles, no pagan y los ayuntamientos no están muy por la labor de regular el asunto. En realidad, ya hay voces, al menos dentro del consistorio madrileño, que sí creen que hay que meter en cintura y cobrar un canon a estos servicios, pero mientras se deciden, Manuela Carmena y otros miembros del equipo de gobierno se van haciendo fotos en las presentaciones de estas empresas y poniéndose medallas que pueden llegar a pinchar en hueso. La cosa recuerda a la distracción generalizada con la implantación sin freno de Airbnb y demás plataformas de vivienda turística. Y justo en estos momentos estamos viendo lo difícil que se hace desandar caminos así.

Fuente (www.eldiario.es): Por qué hay que meter mano a los servicios privados de movilidad compartida