Cómo las matemáticas pueden ayudar a mejorar la seguridad del coche autónomo

Tierr@_de_N@die: Las nuevas tecnologías suponen nuevos desafíos. El jugar un papel protagonista en las tecnologías que van ser motor de la economía mundial en los próximos años es fundamental si la UE quiere mantener su papel motor en la economía mundial. Este programa, el Proyecto Trustonomy, debe ayudar a que Europa no pierda los vagones de cabeza de la conducción autónoma.

Investigadores de la Universidad de Washington descubrieron en 2017 la forma de confundir al sistema de vehículos autónomos al poner pegatinas a las señales de tráfico. Al añadirle a una señal de stop las palabras love y hate, el coche la interpretaba como una de velocidad máxima 45 millas por hora —unos 70 kilómetros por hora—. Este tipo de coches también han sufrido diferentes ataques de hackers en los últimos años con los que se ha llegado a controlar de forma remota el aire acondicionado, el audio o el limpiaparabrisas. E incluso a detener el motor. Hacer los algoritmos de aprendizaje automático más robustos frente a ese tipo de ataques es uno de los objetivos del proyecto Trustonomy.

Fuente (elpais.com): Cómo las matemáticas pueden ayudar a mejorar la seguridad del coche autónomo