El coche eléctrico se enfrenta a una ruta llena de baches

Tierr@_de_N@die: Habrá grandes cambios, sí, y como siempre que estos se producen, habrá ganadores y perdedores. Es, tristemente, algo inherente al propio sistema capitalista, que premia a los "mejores" desde un punto de vista de mercado. Los hubo en la Revolución Industrial, cuando la potencia de las máquinas remplazó, en gran medida, a la que aportaba la mano de obra. Los hubo cuando los microchips revolucionaron el cálculo y el mundo de la computación. Y los habrá cuando los robot irrumpan en un mercado que más pronto que tarde tendrá que reconfigurarse. Pero lo que no hay que olvidar que de esta nueva revolución que supone el abandono progresivo de los hidrocarburos habrá un claro vencedor, que es el Planeta y que, mientras no encontremos otro, es el único que tenemos... 

Un desierto de beneficios. La idea posee suficiente fuerza como para dejar blanco a cualquier accionista. Ése es el escenario al que se enfrentan los fabricantes de coches en los próximos años. La contracción de las ventas a escala global y las inversiones realizadas por las marcas para alumbrar una nueva era en el sector no destilan el mismo optimismo que algunos discursos públicos de sus ejecutivos. Y la electrificación es la principal causa

Fuente (elpais.com): El coche eléctrico se enfrenta a una ruta llena de baches