Un Tesla con el sistema Autopilot confunde a un niño con un cono de tráfico

Tierr@_de_N@die: ¿Qué es? ¿Un cohete? ¿Un avión? ¿Un cono? ¿El logo de VLC...? Pues no, resulta que es un niño con camiseta naranja. 

Cada vez estamos más cerca de ver coches desplazándose de forma autónoma. Sin embargo, los modelos actuales que tienen funciones similares todavía tienen fallos que hacen dudar de su seguridad. Un ejemplo es el del Tesla Model 3, que parece no ser capaz distinguir a un niño de un cono de tráfico cuando tiene activada su función de Autopilot.

Fuente (lavanguardia.com): Un Tesla con el sistema Autopilot confunde a un niño con un cono de tráfico