No toda la contaminación de los coches procede del tubo de escape

Tierr@_de_N@die: Reducir el número de coches, sobre todo en los entornos urbanos en los que se concentra el mayor número de personas, es, sin duda, una tendencia a la que estamos abocados. Pero no hay que renunciar a que los fabricantes exploren nuevas soluciones que limiten los efectos de los neumáticos y de las pastillas de freno. Siempre que ha habido un desafío tecnológico el mercado ha sabido reaccionar, y para le emisión de partículas provenientes de los neumáticos y los frenos, no será diferente.

Un estudio reciente, financiado principalmente por el Medical Research Council, aporta nuevos datos sobre las partículas procedentes del desgaste de las ruedas, los frenos y el pavimento. Concluye que la contaminación causada por este tipo de polvos es tan perjudicial para la salud como los gases que emiten los vehículos diésel por su tubo de escape.

Fuente (lavanguardia.com): No toda la contaminación de los coches procede del tubo de escape