La prohibición de circular a los mototaxis agita a la mayor ciudad de Nigeria

Tierr@_de_N@die: Cuando se puede elegir entre transición y revolución la respuesta está clara. Puede que el fin de la medida del gobierno Nigeriano justifique una acción de envergadura, pero no se puede hacer un cambio de esta magnitud esperando que la gente, a la que no se le ofrece otra alternativa razonable, reaccione de forma positiva. Las medidas orientadas a tratar problemas de primer nivel como una alta siniestrabilidad deben ser contundentes, pero se deben adoptar de forma controlada, sin improvisar, y siempre ofreciendo alternativas.

21 millones de almas se calcula que viven en el Lagos metropolitano. A partir del 1 de febrero, las okada y los keke napep quedaron proscritos en las calles más populosas y transitadas de la ciudad, por una orden del gobierno. Las okada son las motocicletas y los keke napep, los motocarros que se utilizan de manera habitual para el transporte de personas en recorridos urbanos. Se trata del medio habitual de millones de lagosenses, por su precio y por su flexibilidad que permite eludir, al menos en parte, la congestión del tráfico de la urbe.

Fuente (elpais.com): La prohibición de circular a los mototaxis agita a la mayor ciudad de Nigeria