¿Cómo se calcula la vida útil de un coche o un frigorífico?

Tierr@_de_N@die: Para una óptima estrategia de economía circular, la vida útil de un producto juega un papel central, diseñando objetos robustos (que duren en el tiempo sin perder sus funcionalidades), fiables (que no tengan averías), fácilmente reparables (bien, porque se estropean, bien, porque se vuelven obsoletos y hay que "actualizarlos") y, finalmente, fácilmente reciclables. Incluso para las empresas que muestran su voluntad de hacer objetos siguiendo estas premisas (no muchas por el momento, mientras exista una economía empujada básicamente por el PIB y el crecimiento infinito...), el tener un retorno que les permita establecer estrategias de diseño óptimas no es fácil. En este sentido, como contempla en articulo, la participación ciudadana, dando un retorno de los productos a la vez que expresando sus exigencias que deben reflejar una conciencia medioambiental cada vez más profunda, es clave para tener éxito en esta estrategia circular.

Tal vez una parte de la solución vaya hacia la participación ciudadana en las empresas (no contemplada expresamente en el plan). Muchos fabricantes consideran que los consumidores empoderados son su mayor fuente de información para optimizar la experiencia que les ofrecen. Otras llevan esta participación a un nivel más avanzado y los integran en la toma de decisiones, como un miembro más del equipo, y les preguntan directamente sus deseos.

Fuente (theconversation.com): ¿Cómo se calcula la vida útil de un coche o un frigorífico?