«La lucha de los jóvenes por el clima está diciéndole a tipos de 50 y 60 años que no tienen derecho a decidir sobre sus vidas»

Tierr@_de_N@die: De nuevo, como siempre ha ocurrido a lo largo de nuestra historia reciente, un grupo amplio de personas que comparten una misma inquietud se unen para intentar hacer cambiar las cosas. Esta vez, esta inquietud está aglutinando a jóvenes unidos por una franja generacional, que reaccionan en contra de otra franja generacional, la que está tomando las decisiones sin tener en cuenta sus temores. Pero esta vez sus temores están amparados por científicos de todas las franjas generacionales, lo que hace más incomprensible conflicto.

Están diciéndole a tipos de 50 y 60 años que no tienen derecho a decidir sobre sus vidas sin tenerlas en cuenta, porque las peores consecuencias de no hacer nada contra la emergencia climática quienes las van a pagar son los y las jóvenes, no los altos funcionarios ni los altos directivos que hoy monopolizan decisiones climáticas que, además, van a ser irreversibles. Los avances democráticos son siempre nuevos derechos conquistados. Y la juventud por el clima está abriendo la brecha de un nuevo tipo de derechos que la crisis ecológica va a poner en primera línea de disputa: la democracia generacional, el derecho al futuro, que lo estamos perdiendo. Nada asegura que este combate se vaya a ganar, en la historia no hay leyes ni certezas. Pero lo que sí es seguro es que si conseguimos evitar un cambio climático catastrófico en las próximas décadas, habrá sido gracias a su irrupción rebelde, desobediente, a su bella manera de decir ‘por aquí no’.

Fuente (eldiario.es/ballenablanca): «La lucha de los jóvenes por el clima está diciéndole a tipos de 50 y 60 años que no tienen derecho a decidir sobre sus vidas»