Los agricultores se frotan las manos ‘plantando’ paneles solares

Tierr@_de_N@die: Se han utilizado grandes latifundios para plantar cosechas que ni siquiera se recolectaban, con el solo propósito de beneficiarse de las subvenciones de la UE. Ahora el campo se convierte de nuevo en centro de la economía especulativa, la peor de las economías cuando lo que se quiere es generar riqueza y redistribuirla. Y, por encima, el precio del Kw verde se verá penalizado innecesariamente retrasando todavía más la tan ansiada transición hacia energía 100% renovables...

Lo habitual es que el propietario de la tierra y la empresa energética firmen un contrato por un periodo de 40 años, que es el plazo estimado de duración de una planta fotovoltaica, aunque año a año los paneles vayan perdiendo capacidad de generación eléctrica. Según explican los expertos, la producción por cada dos hectáreas de terreno es de un megavatio. Gonzalo de Rojas, director de desarrollo de negocio de la firma renovable Grenergy explica que el precio del alquiler se ha incrementado “entre un 40% y un 50%” por hectárea en los últimos tres años. Así, los precios en la actualidad se sitúan de media en torno a los 1.400-1.500 euros, habiendo zonas incluso donde estas cifras se pueden elevar más.

Fuente (elpais.com): Los agricultores se frotan las manos ‘plantando’ paneles solares