Dinamarca, un ejemplo de cómo desperdiciar menos alimentos

Tierr@_de_N@die: No se trata de aprovechar alimentos en mal estado o que previamente han pasado ya por la mesa. Se trata de racionalizar el consumo, mostrando que el estereotipo que se ha vendido del aspecto de los alimentos, por ejemplo, no se basa en criterios racionales, sino en imposiciones sociales (la fruta o las verduras "feas", los productos de panadería que no cumplen el estándar, ...). Se trata de una mejor gestión de las fechas de consumo preferente o del tamaño mínimo de las porciones que te puedas llevar a casa. Las cifras de la FAO muestran claramente que, en un mundo con cada vez menos recursos por habitante, la gestión de los alimentos está lejos de ser la adecuada.

El desperdicio de comida no es un problema exclusivo del país escandinavo. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), entre un tercio y la mitad de los alimentos que se producen en todo el mundo acaban siendo desperdiciados, y afecta tanto a países ricos como a los más pobres del planeta. En Europa, cada año 88 millones de toneladas de comida terminan descomponiéndose en vertederos, lo que produce aproximadamente 227 toneladas de Co2 y otros gases, casi el equivalente a todas las emisiones de combustibles fósiles que emite España en un año.

Fuente (eldiario.es): Dinamarca, un ejemplo de cómo desperdiciar menos alimentos