La contaminación de partículas que expulsan los combustibles fósiles hace más difícil concebir un hijo

Tierr@_de_N@die: Como si de la distopía de "El cuento de la criada" se tratase, un estudio relaciona la emisión de partículas PM2.5 con el descenso de la fertilidad. Otro efecto colateral añadido a los ya conocidos de la quema sin control de combustibles fósiles durante décadas.

Es decir, quemar carbón, gasolina o gasoil (para obtener energía) emite gases de efecto invernadero y, con ellos, salen expulsadas estas partículas materiales. El perjuicio es doble, según acredita toda esta batería de estudios: los gases invernadero se asientan en la atmósfera y causan la crisis climática. Y los tóxicos liberados son respirados por los humanos lo que exacerba enfermedades cardiacas y respiratorias y acelera la muerte. Como broche funesto, la fertilidad humana se ve dañada (todavía no se sabe por qué mecanismo fisiológico). La combinación es cada vez más gravosa.

Fuente (eldiario.es): La contaminación de partículas que expulsan los combustibles fósiles hace más difícil concebir un hijo