El impulso de Francia para que los ciudadanos puedan transformar sus coches usados en eléctricos

Tierr@_de_N@die: En un mundo circular, en el que cada recurso se debe aprovechar al máximo, ¿podemos permitirnos desechar los millones de coches de combustión interna que se deberán jubilar en la próxima década? El "retrofit" llega para plantear un solución interesante. 

Otros países europeos, incluida España, han creado leyes para homologar estos vehículos, pero se tramita caso por caso, lo cual encarece mucho todo el proceso. La diferencia de Francia es que permite la homologación en serie. «Para una empresa autorizada, transformar el primer coche es muy caro, es todo un trabajo de ingeniería para cambiar el vehículo por dentro; pero una vez se tiene la homologación del primer automóvil se pueden hacer 50 o 10.000», matiza Pigounidès. Cuando esto sucede, el fabricante pierde la marca en el motor y en las baterías y entonces el auto pasa a ser responsabilidad de la compañía transformadora.

Fuente (eldiario.es/ballenablanca): El impulso de Francia para que los ciudadanos puedan transformar sus coches usados en eléctricos