Hay una guerra por el espacio público en las ciudades. Y su próxima víctima son los aparcamientos

Tierr@_de_N@die: ¿Han conseguido las políticas de limitación de aparcamiento en las zonas urbanas una reducción del tráfico? Un estudio reciente parece demostrar que, curiosamente, el efecto ha sido el contrario. 

La delimitación de aparcamientos exclusivos para residentes generó un incentivo natural para poseer un coche. Así, Barcelona pudo recudir en cierto modo el tráfico de agitación y las consecuencias indeseadas de atraer conductores en busca de aparcamiento; pero neutralizó su éxito incentivado que los vecinos se hicieran con más coches, y por tanto los utilizaran más. A largo plazo, concluye el trabajo, el estacionamiento regulado tiene más externalidades negativas que positivas.

Fuente (magnet.xataka.com): Hay una guerra por el espacio público en las ciudades. Y su próxima víctima son los aparcamientos