Alemania era el paraíso de le energía eólica hasta que los alemanes empezaron a odiar los molinos de viento

Tierr@_de_N@die: ¿Podría pasar algo parecido en poco tiempo en España? Es posible que sea el momento de sacar conclusiones del caso alemán para adelantarse a los posibles problemas que una implantación sin planificación ni control podría acarrear.

Eso explica bien por qué los alemanes están empezando a odiar a la energía eólica: años de instalaciones gigantescas poco cuidadosas con el medio y los habitantes locales han conseguido convertir a una de las poblaciones más pro-renovables de Europa en el caldo de cultivo idóneo de posiciones antieólicas.

Fuente (xataka.com): Alemania era el paraíso de le energía eólica hasta que los alemanes empezaron a odiar los molinos de viento