Por qué prohibir los coches más sucios no es la mejor opción para reducir la contaminación en la ciudad, según un estudio

Tierr@_de_N@die: Este estudio demuestra que las eficiencia de una medida puede ser muy distinta a lo que inicialmente se preve y que la mejor manera de conocerla es basarse en las experiencias de los más avanzados y utilizar sus enseñanzas para no cometer los mismos errores y copiar sus aciertos.

El documento, en el que se se analizan los resultados de 130 grandes ciudades de 19 países de la Unión Europea y el Reino Unido, lo justifica de este modo: las zonas de bajas emisiones solo afectan a ciertos vehículos, mientras que el peaje incluye casi todas las categorías; no suelen conllevar necesariamente mejoras en el transporte público, mientras el dinero del peaje suele ir acompañado de inversiones en el transporte público. Además de la reducción de la contaminación, reducen más los atascos, lo cual redunda en ventajas económicas.  Según la investigación, los ciudadanos de Barcelona y de Madrid pasan 119 y 105 horas extra al volante, respectivamente, que suponen 175,5 millones de euros y 187,5 millones de pérdidas anuales para las empresas.

Fuente (eldiario.es): Por qué prohibir los coches más sucios no es la mejor opción para reducir la contaminación en la ciudad, según un estudio