Los marineros anuncian una guerra contra Iberdrola y su plan para sembrar el mar gallego de molinos de viento

Tierr@_de_N@die: Si queremos prescindir de fuentes de energía que se basen en la quema de combustibles fósiles no queda otra alternativa que, a la vez que se racionaliza el consumo, echar mano de fuentes de energía verde. Las opciones no son muchas, y menos cuanto más te alejas de las zonas en donde las horas de sol son protagonistas. Eso no quiere decir que se abra la espita de  dar luz verde a todo proyecto que venga con la etiqueta de "verde". Este tipo de energías deberían estar más distribuidas, más "democratizadas", haciendo que los beneficios se acerquen a los lugares que las van a acoger, al igual que se debiesen favorecer las pequeñas explotaciones, las cooperativas, e incluso la generación individual por particulares, pues las actuales tecnologías permiten una "atomización" de los puntos de generación eléctrica que antes era inimaginable.

El creciente interés por la eólica marina se ha materializado en la presentación de los dos primeros proyectos en la costa gallega para su tramitación ambiental ante el Ministerio para la Transición Ecológica. Son dos parques de gran extensión que Iberdrola ha ideado para las aguas del norte de Galicia, entre el Atlántico y el Cantábrico. Identificados con los nombres de San Brandán y San Cibrao, el primero estaría a 12 kilómetros de tierra y el segundo, a 13,5. Ocuparían cada uno un área de unos 130 kilómetros cuadrados. Es decir, si la superficie tuviese forma de cuadrado, cada lado mediría más de 11 kilómetros. Pero los planes de instalar molinos de viento al este y al oeste de cabo Ortegal se han encontrado desde esta primera fase con la oposición de los pescadores gallegos, que anuncian que presentarán alegaciones y reclamarán al Gobierno central que rechace las aspiraciones de la eléctrica.

Fuente (eldiario.es): Los marineros anuncian una guerra contra Iberdrola y su plan para sembrar el mar gallego de molinos de viento